Los microbios: un elemento clave para la regeneración de la naturaleza